Dia del amor y la amistad

Hola mi nombre es Ana soy nueva en esto así que comenzaré con mi historia: El 27 de enero de este año nació mi más grande tesoro Mateo mi chiquito adorado, fue un parto complicado ruptura de membranas desprendimiento de placenta, y bebé prematuro de 30 semanas, en el quirófano todo era un caos muchos médicos observándome murmurando que todo se estaba complicado, mi bebe no lloro y yo perdí más de un litro de sangre. Pese a todas las complicaciones mi bebe sobrevivió y yo también fue llevado a ucin no lo pude ver, ni tocar, ni darle pecho fue una sensación horrible, me dieron de alta del hospital a los 2 días y por fin pude ver a mi bebe en el turno de la tarde, fue muy impactante verlo conectado, con todos esos aparatos ruidosos, todo lastimado de sus manos por los piquetes, con el catéter en la garganta, sin poder llorar y tan pequeño, pero al verlo me enamoré como nunca antes fue una sensación dolorosa pero hermosa solo quería llevármelo, que ya no sufriera pero eso no podría ser, le cante le hable y le dije que lo amaba y que mañana volvería a verlo. Esa noche no dormí aunque estaba conciente de todo lo que pasaría pues en la semana 26 diagnosticaron al bebe con intestinos dilatados y comenzó mi odisea buscar médicos etc, yo sabía que tenía una malformación llamada atresia intestinal y que al nacer lo operarían y estaría en ucin, pero al nacer también nos comentaron los doctores que tenía un soplo en el corazón y posible hidrocefalia. Fue muy duro y me estaba recuperando de la cesárea pero no me importó, todos los días lo veía al igual mi esposo para mí era perfecto lo más bello que habían visto mis ojos, era un guerrero al 3 día de nacido lo operaron de su intestino y sobrevivió otra vez una dura operación, mi nene iba en recuperación todo marchaba bien. Fue un 14 de febrero me levante muy animada ya que el médico me habia comentado un día antes que el bebé comería por primera vez estaba muy feliz ya que mi nene había estado en ayuno 17 días, esperando la visita de la mañana estaba muy feliz por ver a mi bebe y darle las buenas noticias pero no me llamaron de urgencia y solo me dejaron pasar a mi fue todo muy rápido me pusieron la bata el gorro el cubrebucas me lave las manos y vi un montón de médicos rodeando la cuna de mi bebe rápidamente me desvanecí mi corazón me dolió muchísimo pensaba lo peor y así fue los médicos me dijeron que mi bebe había sufrido 2 paros cardiacos y que no lo pudieron estabilizar que me tenía que despedir de él, temblé sentí que me desmayaba lo vi y tenía cara de mucho dolor ya no tenía color se estaba muriendo, por primera vez me dejaron cargarlo fue hermoso pero a la vez desgarrante pues sabía que era el fin, la enfermera me pasó el agua bendita y me dijo bautizalo y dile que se llama Mateo, lo hize le cante por última vez le dije que lo amaba y que su papá y yo estábamos orgullosos de él y completamente enamorados, le dije que era lo mejor que me había pasado en la vida, las lágrimas y el dolor eran interminables lo bese y le dije mi amor ya no sufras. Después de 5 minutos falleció mi corazón se rompió en mil pedazos, estaba ida mi estómago se revolvió era como si se me fuera el alma, tuve que hacer todos los trámites y no podía estaba sola pero lo hize le llame a mi esposo fue muy doloroso decirle por teléfono, mi cuerpo no era el mismo estaba en un estado fuera de mi lo lleve cargando a patología por qué así lo quise estaba envuelto en una manta lo abrazaba y lo besaba Dios mío aún lo recuerdo y se me parte el alma. Lo velamos ese mismo día, sus carita ya no tenía dolor ya estaba descansando en paz, al día siguiente lo cremamos y por fin salí de ese trance regrese a mi cuerpo y caí en la verdad estaba muerto y no volvería me lo llevé a mi ciudad ya que no estaba en ella por que no tenían ucin, al regresar a mi hogar fue muy duro ver su cuarto, su ropa, sus cosas llegue derrotada había perdido la batalla y pague caro el precio me fue arrebatado mi mayor tesoro. Hasta el día de hoy me siento muy frustrada, enojada, triste, muy deprimida, muy esposo me alienta y me dice que intentemos de nuevo pero a mí me da pavor, aunque soy joven con 24 años me da mucho miedo traer a la vida otro bebe y que se vuelva a repetir, que otro mis hijos vuelva a sufrir, estoy esperando los resultados de la autopsia y cada día a cada hora pienso en el en su carita su sonrisa que iluminaba mi alma no hay consuelo y nunca habrá resignación, solo un dolor profundo.

Mateo te amo y por siempre serás el regalo más grande.

Related