Los Votos


    Dicen que cuando una pareja pierde un bebé, los problemas surgen. Todos los casados sabemos que los problemas siempre existen en un matrimonio, y que algunos serán más serios que otros.  Perdonar y olvidar suele ser difícil cuando olvidamos que amar, es una decisión de todos los días.

    Afortunadamente al pasar del tiempo de nuestro matrimonio, siento que nos es más fácil resolver las diferencias. Al principio me costaba mucho tener paciencia, creo que estaba acostumbrada a estar sola con las niñas, pero poco a poco he tenido que aprender a compartir con Agustin de todo, como debe ser en un matrimonio. 

    Tal vez me he topado con consejos en libros o artículos, donde se te dice que hay que apreciar esos detalles que te sacan de orbita, pues indican que tu ser amado está a tu lado, vivo!. Qué complicado es tratar de explicar cómo es que hemos superado pruebas difíciles, pero creo que la mejor y más rápida forma de decirles, es contarles que hemos conocido a Dios en pareja. Gracias a Él, nuestra relación ha ido creciendo, la Iglesia domestica presente en nuestras vidas, ha sido fundamental para un crecimiento espiritual maravilloso en nuestra familia.

    Con tres años de casados, llegó lo que sería la mejor bendición para un matrimonio, un bebé. Nuestro amor creció en cantidades que creíamos insuperables, esperando a nuestra pequeña princesa, pero al nacer llegó nuestra mayor pruebas. A ratos nos volvíamos locos de tristeza y desesperación, pero nunca fue algo grave que se interpusiera entre nosotros como pareja. Estabamos a punto de aprender a amar, como jamás imaginamos! 
    El camino a San Antonio ese día jueves 4 de diciembre, un día antes de despedirla, fue casi en silencio. Las dos horas y media de viaje se hicieron eternas. Llevaba conmigo alguna ropita de Allie, una de ellas tenía contemplado que usara el día que nos dieran de alta después de nacer. También incluí un velo de encaje, que había pensado usarlo para tomarle unas fotos de recién nacida, del tipo que se toman con fotógrafos profesionales. Un escapulario estaba en su maletita también, y todo mi amor de madre depositado en mi corazón.
    Iba con la cabeza baja, mi corazón por el suelo y mis lágrimas sostenidas en la incertidumbre de no saber cómo sucederían las cosas. Ya íbamos decididos a dejar ir a nuestra pequeña, pero al llegar al hospital, no pude decir que sí estaba de acuerdo en quitarle el tubo que la auxiliaba a respirar cuando ella no podía. Me moleste tanto que mi esposo tratara de explicar de nuevo las razones, me decía que  Allie estaría en un mejor lugar que ahi en el hospital llena de piquetes, vías intravenosas y un respirador artificial. Asi terminó ese día, con sentimientos de tristeza y negación.
       Al despertar la mañana del viernes, mi corazón se sentía con más paz. Le dije a Agustín que no quería estar enojada con él, que quería amarlo ahora más que nunca. Le pedí disculpas porque yo sabía que él no tenía la culpa de lo que estaba pasando. Juntos nos encaminamos a buscar al doctor de Allie para dar seguimiento a lo que sería la despedida; este tipo de despedidas no deberían existir, mi clásico “nos vemos al rato” que me funciona para no sentir tristeza cuando me despido de alguien, no pasó por mi mente.
    Creo que esa fue la vez que más molesta me sentí con mi esposo Agustín durante ésta prueba, supongo que el dolor no me dejaba sentirme bien y tomar decisiones. Días antes de este difícil momento, el Padre Nathan se acercó a orientarnos en tomas de decisiones, nos recordó que nos teníamos uno al otro y nos pidió no dejáramos de amarnos.  Al parecer a varias personas les preocupaba que pasáramos ésta prueba, porque como lo dije al principio, es una prueba tan difícil que algunas parejas no la sobreviven.

    Orgullosamente puedo decir que esta situación lejos de afectarnos, nos ha unido como pareja muchísimo. Le agradezco a Dios de nuevo el haber puesto a Agustín en mi vida, y que sigamos bajo su protección siguiendo su plan y seguir amandonos todos los días sin olvidar lo que ante Dios nos prometimos.
Related