¿Qué pruebas se le pueden hacer al bebé en la NICU?

análisis de orina — Examina la orina del bebé para ver si hay ciertas condiciones de salud. Los análisis de orina son comunes en la NICU. Les pueden dar mucha información a los profesionales sobre el estado general del bebé. Para recolectar la orina se usa un catéter urinario (un tubo delgado que se inserta en la abertura donde la orina sale del cuerpo). Los análisis de orina pueden ayudar a saber si:

  • El bebé está recibiendo suficiente fluido
  • Le están funcionando bien los riñones (un órgano que elimina productos de desecho y el exceso de líquidos del cuerpo)
  • El bebé tiene una infección (una enfermedad causada por algunos virus, bacterias u otros gérmenes)

análisis de sangre — Examina la sangre del bebé para ver si tiene ciertas condiciones. Los análisis de sangre son las pruebas más communes que se hacen en la NICU. Les proveen a los profesionales información sobre el estado de salud del bebé. También les ayudan a encontrar posibles problemas antes de que empeoren. Estos son algunos de las condiciones que pueden detectarse con los análisis de sangre:

  • Anemia (recuento bajo de glóbulos rojos)
  • Niveles altos de bilirrubina (un desecho amarillento que se forma cuando se descomponen los glóbulos rojos), que puede ser que el bebé tiene ictericia.
  • Nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia)
  • Niveles de sales o de agua desequilibrados
  • Infección (una enfermedad causada por algunos virus, bacterias u otros gérmenes)
  • Niveles bajos de oxígeno o niveles altos de dióxido de carbono (gases de la sangre)

Los análisis de sangre se pueden hacer mediante una punción en:

  • El talón, un catéter umbilical (un tubo Delgado que se inserta en el cordón umbilical del bebé y en el ombligo)
  • Una vía central (un tubo pequeño de plástico que se coloca en un vaso sanguíneo grande)
  • Al insertar una aguja en un vaso sanguíneo

cateterización cardíaca — Un procedimiento médico usado para buscar y tratar algunos problemas del corazón. Se inserta un tubo largo y delgado, llamado catéter, por un vaso sanguíneo en el brazo, la parte superior del muslo o el cuello del bebé hasta llegar al corazón. Una vez que el catéter está en su lugar, el profesional puede hacer pruebas y tratar el corazón del bebé.

ecocardiograma — Un tipo especial de ultrasonido que toma imágenes del corazón. El ultrasonido usa ondas sonoras para tomar imágenes. El ultrasonido sirve para buscar defectos del corazón (un problema con el corazón que está presente al nacer) y otros problemas cardíacos.

electrocardiograma — También llamado EKG o ECG. Una prueba simple e indolora que registra la actividad eléctrica del corazón. El EKG puede mostrar cuán rápido late el corazón del bebé y si el ritmo cardíaco es irregular.

examen de la retinopatía del prematuro— También llamado examen ROP o examen de los ojos. Esta prueba por lo general se hace para los bebés nacidos antes de las 30 semanas de embarazo o que pesan menos de 3 1/3 libras (1,500 gramos). Un doctor de los ojos, (oftalmólogo), chequea si los vasos sanguíneos de los ojos del bebé se están desarrollando bien. Si hay señales de problemas, el doctor seguirá controlando los ojos del bebé con el tiempo para ver si la afección mejora o necesita tratamiento.

medición del peso — Pesar el bebé al nacer y a medida que crece y se desarrolla. El bebé se pesa al poco tiempo de nacer y al menos una vez al día en la NICU. Es normal que los bebés prematuros (nacidos antes de las 37 semanas de embarazo) pierdan algo de peso los primeros días o semanas después de nacer. Es una Buena señal cuando los bebés empiezan a aumentar de peso en forma constante. prueba de imágenes por resonancia

magnética — También llamada MRI (por sus siglas en inglés). Imanes potentes y ondas de radio toman imágenes del interior del cuerpo. La MRI ofrece una imagen más detallada que la tomografía computarizada, la radiografía o el ultrasonido. Esta prueba es indolora y segura para el bebé y no se usan rayos X. El bebé puede necesitar una medicina para que se quede inmóvil durante la prueba.

prueba de la audición — Una prueba llamada prueba de respuesta auditiva provocada del tronco encefálico (también llamada BAER) que chequea la audición del bebé. Se coloca un audífono diminuto en el oído del bebé para que pueda oír ciertos sonidos. Se le adhieren sensores pequeños en la cabeza. Esos sensores envían información a una máquina que mide las respuestas del bebé a los sonidos. Se les hace la prueba de la audición a todos los bebés como parte de las pruebas de detección para recién nacidos.

pruebas de detección para recién nacidos — Detectan condiciones presentes en el bebé al nacer, que son graves pero poco communes y mayormente tratables. Estas incluyen una prueba de sangre, de audición y del corazón.

nacidos — Detectan condiciones presentes en el bebé al nacer, que son graves pero poco communes y mayormente tratables. Estas incluyen una prueba de sangre, de audición y del corazón.

radiografía — Una prueba que usa pequeñas dosis de radiación para tomar imágenes del interior del cuerpo. Las radiografías o rayos X muestran imágenes de los pulmones y otros órganos del bebé. Esas imágenes ayudan al doctor del bebé a planear el tratamiento y controlar cómo va progresando. El bebé puede necesitar varias radiografías de pulmón cada día si tiene serios problemas de respiración. Se lo expone a una pequeña cantidad de radiación por esos rayos X, pero es tan baja que no afecta su salud ahora ni en el future.

tomografía computada — También llamada CAT o CT scan (por sus siglas en inglés). Una prueba que toma imágenes del interior del cuerpo. Es como una radiografía, pero da una imagen más clara tridimensional. Este examen no causa dolor y es seguro para su bebé. Se debe trasladar al bebé a la sala de radiología para hacerle esta prueba. Puede necesitar una medicina para que se quede inmóvil durante la prueba.

ultrasonido — Una prueba que usa ondas sonoras para mostrar imágenes del interior del cuerpo. El técnico coloca una gelatina especial en la piel del bebé. Luego desplaza un pequeño dispositivo con la forma de un micrófono sobre el área del cuerpo del bebé que debe chequearse. El ultrasonido sirve para ver si hay sangrado en el cerebro del bebé. Esta prueba no causa dolor al bebé.

Related
Recommended